Bolivia presenta las Contribuciones Nacionalmente Determinadas actualizadas para el Periodo 2021-2030

20 de abril de 2022

La Autoridad Plurinacional de la Madre Tierra (APMT) socializó este miércoles las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (CND) del Estado Plurinacional de Bolivia, para el periodo 2021-2030, en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, en un evento, en el cual participaron representantes de órganos del Estado, organizaciones no gubernamentales, cooperación internacional, instituciones académicas, organizaciones sociales y sociedad civil, en general.

La directora ejecutiva de la APMT, Angélica Ponce, afirmó que el documento presentado ratifica el compromiso boliviano con la Madre Tierra y con los acuerdos internacionales, reafirmando, de esta manera, la lucha por el vivir bien y en armonía con el medio ambiente.

En esa misma línea, el Viceministro de Medio Ambiente, Biodiversidad, Cambios Climáticos, Gestión y Desarrollo Forestal, Magin Herrera López, resaltó que las CND son una respuesta a la preocupación del Estado sobre el cambio climático. “Bolivia está tomando con profunda seriedad la importancia que tiene la madre naturaleza. De esta manera, Bolivia está contribuyendo de esta manera al mundo entero”, afirmó la autoridad.

Las Contribuciones Nacionalmente Determinadas tienen cuatro características principales:

  • Mitigación: El Estado Plurinacional de Bolivia, hasta el 2030, proyecta realizar esfuerzos en materia de transición en la matriz de generación eléctrica nacional hacia un sistema fuertemente basado en energías renovables, mejorar la eficiencia energética y gestión integral y sustentable de bosques que contribuyan a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Adaptación: Bolivia promoverá el manejo integral y sustentable de los bosques, la resiliencia de los sistemas productivos, aumentará la capacidad de adaptación de las sociedades y sus sistemas de vida y disminuirá la vulnerabilidad de los diferentes sectores sociales, económicos y ambientales con justicia climática, con enfoque de sistemas de vida, género y justicia intergeneracional.
  • Atención a grupos vulnerables: Todos los bolivianos, especialmente los grupos vulnerables a la crisis climática (entre ellos, indígenas, mujeres, niños) reducirán su exposición y sensibilidad. Asimismo, aumentarán su capacidad adaptativa al cambio climático.
  • Implementación: Bolivia, en el marco de sus circunstancias nacionales, plantea una ambiciosa CND en concordancia con políticas públicas y normativas vigente que incluye metas condicionadas e incondicionales.

En ese sentido, el director del Mecanismo de Mitigación de la APMT, coordinador de las NDC y experto en cambio climático, Juan Carlos Torrico expuso las metas propuestas en la nueva actualización, con relación a los sectores de energía, bosques, agua y agropecuario.

Según Torrico, las CND buscan promover la resiliencia de los sistemas productivos y sistemas de vida, para aumentar la capacidad de adaptación, disminuir la vulnerabilidad de los diferentes sectores sociales, económicos y ambientales con justicia climática, enfoque de género y equidad intergeneracional.

Negociaciones internacionales y sistemas de monitoreo

El representante de la Vicepresidencia y experto nacional en cambio climático, Diego Pacheco, recordó que, en el marco del Acuerdo de Paris, los países firmantes decidieron transformar sus trayectorias de progreso y contribuir de manera positiva, para luchar contra el cambio climático y limitar el calentamiento de 1,5 a 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Así mismo, hizo hincapié en la responsabilidad histórica de los países desarrollados.

Sobre la posición boliviana frente al cambio climático, Pacheco explicó que el país plantea, entre otros temas: la no incorporación de forma explícita de enfoques de mercado, el establecimiento del marco de enfoques no basados en los mercados y también el establecimiento de los enfoques de mitigación y adaptación de forma conjunta para el manejo integral y sustentable de bosques. “Estos temas se han propuesto en el marco de (la Conferencia de las) Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow”, agregó.

Por otra parte, el director del Mecanismo de Adaptación de la APMT, Germán Quispe, expuso los avances del Sistema de Monitoreo de la Madre Tierra (SMTCC) que permitirá fortalecer la información climática, para facilitar la toma de decisiones de todos los actores relacionados. Se destacó la presentación de un mapa de vulnerabilidades, con base en diferentes escenarios climáticos.

Metas de las CND actualizadas

  • Energía: Se reforzará el aprovechamiento de las diferentes fuentes de energía renovables para consolidar y diversificar su matriz de generación eléctrica, de manera que ésta pueda cubrir la demanda interna nacional, garantizar la capacidad y resiliencia del sistema eléctrico, mejorar las condiciones de poblaciones conectadas al sistema nacional, promover el acceso a energía y la interconexión de poblaciones aisladas. Además, de los esfuerzos designados a mejorar las condiciones de generación y acceso a energía, Bolivia también destinará esfuerzos a mejorar las condiciones de consumo de energía, implementando medidas de eficiencia energética y electrificación de servicios particulares en áreas como la iluminación pública o el sector transporte y sus movilidades. Por último, si bien no se consideran como metas específicas, se espera que Bolivia desarrolle y aproveche su potencial en litio y biocombustibles los cuales gradualmente reducirían la utilización de combustibles fósiles, y así de este modo promover una transición energética a un sistema más sustentable.
  • Bosques: Se impulsará la gestión integral y sustentable de bosques orientado a la conservación y el uso sustentable de los recursos forestales, y aumentando y manteniendo las funciones ambientales basado en el fortalecimiento de los sistemas de vida. La CND propone reducir la deforestación, realizar acciones de forestación y reforestación, aumentar las áreas con manejo integral y sustentable de bosques, implementar medidas adaptativas dentro y fuera de las áreas protegidas, impulsar el mayor control de los incendios forestales, entre otros, con fuerte protagonismo y participación de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, comunidades interculturales y pueblo afroboliviano.
  • Agua: Con el propósito de fortalecer la gestión hídrica multinivel y multisectorial, Bolivia se compromete a contar con cuencas estratégicas, subcuencas y microcuencas con una adecuada gestión, adaptadas y resilientes, que permitan un uso eficiente, equitativo e inclusivo de los recursos hídricos en sus múltiples usos y cuya gestión esté centrada en el bienestar de las personas y el equilibrio de la Madre Tierra. Además, se compromete a hacer más resilientes los sistemas de aprovechamiento de los recursos hídricos, tanto en términos de garantizar un acceso equitativo y seguro de agua potable y saneamiento mejorado y servicios a nivel urbano y rural; como también, proteger, restaurar las fuentes de agua y áreas de recarga hídrica superficial y subterránea como la mejora de los sistemas de recuperación, tratamiento y almacenamiento de agua, incluyendo sistemas multipropósito y técnicas de cosecha de agua para consumo humano y riego.
  • Agropecuario: Bolivia se compromete a fortalecer los complejos productivos y diversificar los sistemas agroalimentarios para incrementar la producción de alimentos, la soberanía y seguridad alimentaria, que genere bienes de exportación de los excedentes y consumo local resilientes y, a consolidar un sistema agropecuario basado en la eficiencia productiva con el aumento de la producción y productividad. La contribución de Bolivia en la agropecuaria estará centrada en el fortalecimiento y diversificación de la agricultura familiar campesina, aumento de la resiliencia, la gestión de riesgos y la consolidación de las capacidades adaptativas y de resiliencia climática.

Bolivia plantea como solución estructural a la crisis climática mundial, el paradigma del Vivir Bien en equilibrio armónico con la Madre Tierra, entendiéndose este fin como el horizonte civilizatorio y cultural alternativo al capitalismo y a la vulnerabilidad, vinculado con el respeto a los derechos de la Madre Tierra, la justicia climática, en base a los principios de equidad y responsabilidad comunes pero diferenciadas, fortalecimiento del desarrollo integral para Vivir Bien y la promoción de la economía de la Madre Tierra.Atendiendo a los compromisos asumidos con el Acuerdo de París, Bolivia presenta la actualización de su Contribución Nacionalmente Determinada (CND) para el periodo 2021-2030, con una actualización que demuestra un aumento en las ambiciones bolivianas para la adaptación y mitigación.