Delegación boliviana presento su posición en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP27

La Dirección de la Autoridad Plurinacional de la Madre Tierra bajo tuición del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, participaron en la COP27, con el propósito de encontrar acuerdos para paliar los impactos del cambio climático en el mundo, se inició este lunes la Cumbre sobre el Cambio Climático (COP27) en Egipto, en el que participan cerca de 200 países, incluido Bolivia.

La COP27, que se desarrollará del 6 al 18 de noviembre en la ciudad egipcia de Sharm el-Sheikh, reúne a 120 líderes mundiales y más de 40.000 participantes inscritos en las conversaciones del evento mundial.

El presidente Luis Arce ajustará su agenda para asistir a la Cumbre sobre el Cambio Climático (COP27), anunció la viceministra de Comunicación Gabriela Alcón.

“Estamos revisando la agenda y se les hará conocer oportunamente”, dijo a RPT.

En tanto, de Bolivia están presentes en la Cumbre el ministro de Medio Ambiente y Agua, Juan Santos Cruz; la directora Ejecutiva de la Autoridad de la Madre Tierra, Angélica Ponce, y el director general de Geopolítica del Vivir Bien y Política Exterior de la Vicepresidencia, Diego Pacheco.

La cita es de una gran importancia porque se deben asumir compromisos que permitan reducir la vulnerabilidad de personas y territorios afectados por el calentamiento global y llegar a acuerdos que preserven la biodiversidad y recursos naturales.

Según un reporte del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, en la Cumbre se relanzará el debate sobre los $us 100.000 millones que los países en desarrollo deberían recibir cada año de las naciones más ricas, mediante préstamos o donaciones, para luchar contra el cambio climático.

La inclusión de este punto era una demanda de los países más pobres, especialmente vulnerables a las consecuencias del cambio climático, frente a las reticencias de los países ricos, históricamente los grandes emisores de gases de efecto invernadero.

La propuesta boliviana apunta a despertar la conciencia de los países desarrollados para que tomen la iniciativa en la lucha contra la crisis climática. Que asuman sus responsabilidades de proveer recursos financieros y tecnológicos a los países en desarrollo.

Esta propuesta fue enriquecida por los aportes de diferentes sectores e instituciones involucrados en la defensa del medio ambiente en el marco de los Diálogos de los Pueblos por la Defensa de la Madre Tierra.

El ciclo de diálogos presenciales de las organizaciones sociales por la defensa de nuestra Madre Tierra, rumbo a la COP 27 de Cambio Climático, demandó frenar la crisis climática, restaurar el equilibrio y armonía con la Madre Tierra y construir alianzas con países y organizaciones para mejorar las condiciones climáticas.